domingo, 8 de enero de 2012

Capitulo 1.

Estaba formado por varias florecitas que se unían las unas con las otras hasta constituir el pomposo vestido. Tenía líneas hechas con purpurina del mismo tono anaranjado que parecía que las había esparcido un invidente de cualquier manera sobre el vestido. Y no, eso no era lo peor: lo últimos tres o cuatro centímetros de falda estaban constituidos por volantes fruncidos que llegaban por debajo de la rodilla. El escote era palabra de honor, y hubiera estado aceptable, de no ser por ese broche en forma de avispa roja que prendía del lado izquierdo, ni por la chaquetita torera de seda semitransparente y más volantes que resguardaba mis hombros. No me reconocía en el espejo. Parecía un tiramisú naranja, decorado con flores y estúpidos volantes. Mi cara fue un poema cuando vi acercarse a la modista con una pamela de color rojo, que llevaba varios floripondios.
-          ¡Ah, no! Ya he consentido que me pusieras ese broche en forma de avispa y esa chaqueta que no serviría ni para limpiar el suelo, no pienso dejar que me pongas ese nido en la cabeza- exclamé, quizás demasiado alto para estar en una tienda de alta costura.
-          Oh, vamos, Elizabeth…
-          Elisabetta- interrumpir. Odiaba cuando transformaban mi nombre al ingles, y mas siendo el nombre que mi padre escogió para mi con tanto cariño.
-          Elisabetta- repitió la modista, y amiga de mi madre, no sin antes suspirar- es alta costura y de un prestigioso diseñador. Y encima, tu madre ha colaborado en el diseño.
-          ¡Como si es Versace o Prada! Simplemente es horrendo- dije mientras me volvía a observar en el espejo.
No, ni en mis peores pesadillas me hubiera visto asi vestida. Yo no era ninguna fahion victim ni seguía la moda a pie de letra, es mas, siempre había tenido mi propio estilo, pero hasta Cruella DeVille se hubiera negado a llevar ese vestido (y eso que los suyos era cada cual mas hortera que el anterior). Y, sinceramente, no quería que después de la boda de mi madre me empecieran a conocer en la familia de su nuevo marido como: “Calabacita” o “Naranjito”.
-          Vamos, Lis, tampoco es tan feo- dijo Cristina con una medio sonrisa de comparecencia.
-          Cierto, es mas que eso- sentencie.
-          Si quieres…- dijo al modista acercándose, metro en mano- podemos cortar un poco la largura de la falda… y quitar alguna florecillas si no te gustan, incluso el broche- enumero con resignación mientras me volvía a tomar por octava o novena vez las medidas en ese día.
-          Ni aun quitando eso, Morgan, el color daña a la vista. Casi hubiera preferido el rosa fluorescente que tenía pensado al principio mi madre, antes que esto- señalé mi cuerpo embutido en ese trozo de tela mal cosida- y eso que el fucsia no es uno de mis colores predilectos.
-          Veo, que no vas a cambiar de opinión- Morgan, la modista, se pasó el dorso de la mano por la frente, impregnada de diminutas gotitas de sudor- hablare con tu madre.
Morgan salió de la sala, cerrando la puerta tras de sí. Cris se acercó a mí y me miró con cierta sorna.
-          Vale, te puedes reír, pero no me recuerdes este momento el resto de mi vida.
-          Trato hecho- prometió mi amiga antes de estallar en carcajadas.
La risa de Cristina siempre había sido contagiosa, así que no puede evitar echarme yo también a reír.
-          Me da miedo ver como irán las damas de honor- rió Cris mientras se colocaba un mechón de su rubio cabello tras la oreja.
-          ¡Pobre tía Carol!- me jacté- parecerá un repollo.
Tía Carol era la hermana obesa y superficial de mi madre. Y nunca había sido de mi agrado.
-          Ya tendréis algo en común- se burló cariñosamente Cristina.
-          ¡Eh!- la empuje despacio entre risa y risa- Al menos yo soy repollo bonito- añadí mientras empezaba a posar imitando a una modelo.
Cristina rompió a reír de nuevo. Sus castaños ojos echaban chispas.
-          Ayúdame a quitarme esta cosa de encima, por favor.
-          Será un honor, Lady Repollo- Cris hizo una reverencia y empezó a bajar la cremallera del vestido.
El vestido se deslizó con delicadeza hasta mis talones. Me quede en ropa interior. Bajé de la tarima y dejé ese diseño del mal tirado en el suelo.
-          Morgan y mi madre siempre se tiran horas y horas hablando… ¿Qué t parece, si mientras esperamos, vamos a ver que ahí en la sección para gente de nuestra edad? Ya me he cansado de ver vestidos de la época de mi abuela- dije mirando de soslayo el montón de tela naranja esparcida por el suelo.
-          Perfecto, pero antes ponte los vaqueros, chica Repollo- dijo mi amiga mientras me lanzaba los tejanos pitillo y mi sudadera.
Cinco minutos después nos encontrábamos ante una puerta de color crema en la que se leía en un letrero negro y de blancas letras: “Trajes, Pasarela”. Cristina no se pudo resistir y con una rapidez asombrosa llevó la mano al pomo para girar este y así abrir la puerta. Pero no, estaba cerrada con llave.
-          Vaya mierda…-murmuró mientras se desprendía una horquilla de su cabella, recogido en una coleta de caballo.
-          ¿Qué haces?- miré divertida a mi amiga.
-          En las pelis americanas siempre funciona ¿no?- su rostro se llenó de concentración mientras abría la horquilla dorada y la introducía poco a poco en la cerradura.
-          Estas loca.
-          Dime algo que no sepamos.
Con esos shorts vaqueros de un blanco destilado, la camiseta ajustada de tirantes y la chaquetita de punto de color celeste, poco parecía mi amiga una espía. Pero como en todo lo que hacia, puso todo su empeño en abrir la puerta. Tras medio minuto sin lograr resultados satisfactorios si gesto se volvió un tanto frustrado. Así que me dije.. “¿Por qué no?” Y desee con todas mis fueras que la puerta se abriera mientras miraba el pomo con los ojos un poco entornados, concentrada, y repetía una y otra vez en mi mente: “Ábrete, ábrete, ábrete, ábrete, ábrete”. Ocho segundos después la puerta daba de sí.
-          ¡Genial!- exclamó Cris con una sonrisa de oreja a oreja- ¿Lo ves? Hay que confiar en nuestra buena suerte.
Le sonreí antes de que entrara en la enorme sala. Las paredes eran blancas y había espejos por todos lados, casi tantos como perchas donde habían colgadas diferentes prendas de ropa. Cristina se puso a hojear todas y cada una de las prendas, alguna guardadas en fundas negras o blancas, como si fuera una niña en una tienda de chuches. Sus ojos centelleaban, y algunos mechones se le habían escapado de la coleta.
A paso mas tranquilo fui hojeando por encima las ropas, sin detenerme a inspeccionarlas con detenimientos, como estaba haciendo Cristina. Menos mal que mi madre la había invitado a la boda si no me hubiera muerto de aburrimiento, poniendo sonrisas falsas y conociendo a todos mis nuevos tíos y primos. La verdad era que la idea de que mi madre se volviera a casar no me agradaba lo mas mínimo, y mas cuando solo hacia cuatro años desde la muerte de mi padre. Un vago recuerdo de ese día cruzó mis pensamientos: Yo en el jardín de nuestra casa de Florencia, jugando con Azucarillo, mi caballo. El coche de mi madre llegando después de trabajar. Su grito desolado. A ella saliendo corriendo hacia el jardín, llorando. Y yo entrando, a pesar de los intentos de mi madre por impedirlo, al despacho de mi padre. Su cuerpo inerte rodeado en un charco de sangre. El vacío en sus ojos.
Moví casi imperceptiblemente la cabeza para desalojar esas horribles imágenes de mi mente. Me concentré en buscar un vestido para la boda. Todos eran preciosos, pero ninguno me llamaba la atención. Hasta que a lo lejos vi, semioculto, un precioso vestido azul mar verdoso. Era de palabra de honor y tenía varias capas, se ceñía a la cintura con un caminito de piedras preciosas de color plata que asemejabas a un cinturón. Simplemente era el vestido más bonito que había visto.
-          ¡Cristina! ¡Mira!
Mi amiga apareció detrás de unas perchas. Llevaba una bufanda de plumas de color morado alrededor del cuello y unos tacones del mismo color con el tacon transparente.
-          ¡Es perfecto!

10 comentarios:

  1. Me podrías decir pasos para diseñar el blog¿..

    ResponderEliminar
  2. Como pones ese tipo deletra en el titulo del blog... Como pones lo de simplemente dejare llevar ya la foto? Coomo pones lo de : sigueme vía email?? Comomponesntus datos personales y la foto esa del monstruito azul?? Y por último... Como pones la torre eifel de fondo de pantalla ?? Gracias

    ResponderEliminar
  3. La segunda pregunta ( por si no la entiendes ) es : como pones ese comentario a la izquierda de dejate llevar y pones la foto y también lo de no seas una copia de los demás simplemente destaca ¿....gracias

    ResponderEliminar
  4. Arriba en la barra azul pone diseño. Lo de la foto del alateral y eso, son gadgets, y el tipo de letra y eso.. se pone en plantilla(:
    Si no t aclaras t lo explico paso por paso mejor, esque ahora me tengo que ir ;$
    Espeor aberte ayudado(: Un beso♥

    ResponderEliminar
  5. pues muxas gracias x contestar pero no te he entendido muxo, cuando tengas tiempo me lo explicas x comentario o por tuenti, me mandaste una peticion diciendo que visitara tu blog y ahora te tengo como amiga soy: Irene Galvan . mandame ahi un mensaje o por blogger como quieras(:

    ResponderEliminar
  6. tambien explicame como pones lo de la torre eifel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor te lo pongo por aqui, que no me suelo conectar al tuenti ;$
      Aber... cuando creas tu blog arriba hay una linea azul que donde hay varias palabras como "seguir" o "siguiente", una vez accedes a tu cuenta (dandole a acceder y poniendo tus datos) aparecera como que eres la creadore del blog y asi podras canviar lo que quieras. Al lado de salir pone "diseño" alli es donde se canvio todo. LA primera pag. que te abre es asi de color tierra y es poara añadir "gadget" que pueden ser por ejepmplo el contador de visitas o lo de las fotos que tengo yo al lateral. Para ponerlo le das a "añadir gadget" y de entre todos los que hay buscas el que quieras poner. Arriba de donde esta esta pagina pone "Elementos de la pagina", "Edicion de HTML" y "diseño de plantillas". Le tienes que dar a "diseño de plantillas" para canviar eel tipo de letra, la foto y todo... hasta para elegir el diseño del blog. Cuando clicas te apareceran varias plantillas y al lateral una serie de palabras como "fondo", "ajustar tamaño" etc. Lo de la torre eiffel se canvia en fondo. Y lo de las letras en "Avanzado".
      Si sigues sin enetederlo o quieres saber algo mas dimelo y te ayudo(:

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar