sábado, 2 de junio de 2012

Capitulo 21.


Oí el golpeteo de unas cuantas gotas contra el suelo. Silencio. Plom. Plom. Plom. Silencio. Plom. Plom. Plom. El ruido de las gotas se mezcló con los pitidos de mi cabeza, que iban en aumento. Abrí los ojos. Tenía la vista nublada, enseguida los volví a cerrar. Intenté llevarme las manos a los ojos, para refregármelos pero algo me lo impedía. Estiré. Nada. Algo mas fuerte que yo sujetaba mis muñecas a la pared. Removí de arriba abajo y de abajo arriba la muñeca, un metal duro chocó contra el hueso causándome un gran dolor. Grilletes. Lo que tenía en las muñecas eran grilletes. No me hacía falta ver con nitidez para darme cuenta de ello. Hacía solo unos meses, para Fin de Curso en la obra de teatro del instituto me había tocado hacer de presa y sabía de sobra lo que se sentía al estarlo. Aunque claro, comparados con estos los grilletes de la obra eran pura plastelina. Aquellos dolían un poco al moverte; estos causaban autentico dolor. Moví los tobillos para ver si también tenía grilletes en ellos, pero no. Lo único que se oyó fue el tintineo de las cadenas al rozar entre ellas, acompañado de las gotas que seguían cayendo no muy lejos de mí.
Oí un chirrido, como si estuvieran abriendo una fuerte puerta de hierro. Unos pasos ligeros; otros mas pesados. Un siseo acompañado por el chirrido de unos dientes. Algo peludo me rozó el pie descalzo, cuando se alejó su cola me golpeo. Hice una mueca de asco, deseando que no hubiera sido una rata.
- ¿Esta despierta?- preguntó una voz. Era una chica.
Me centré en regular mi respiración, con tal de parecer dormida. Noté como me pegaban con una vara en el costado. No me inmuté.
- Parece que no- dijo otra voz, esta vez masculina.
Las voces resonaban en mi cabeza como en estéreo. Me dolía muchísimo y las confundía entre ellas y el goteo de la lluvia y el siseo de las patitas de la rata saltando de charco en charco.
- ¿La va a matar ya?
- Esp…
Las voces se fueron apagando poco a poco hasta convertirse en un silencio tétrico y sofocante. Los parpados me pesaban mas que nunca. Perdí el conocimiento mientras el collar ardía sobre mi cuello.
Por fin pude abrir los ojos. Ver las cuatro paredes que me mantenían encerrada. Eran de piedra tosca, que en su día debió ser blanca o grisácea y ahora estaba negra y mohosa. En lo alto de una pared había una ventana, con rejas. El techo era una boca oscura a mas de 10 metros de altura. Me sentí como una princesa encerrada en su torre, a esperas de ser rescatada por un principie. Solo que ni tenía corona ni príncipe. A mi derecha había una gran puerta de hierro forjado que ocupaba casi toda la pared. En la pared de enfrente había pequeñas inscripciones que me resultaban vagamente familiares. No muy lejos de mí, las gotas seguían cayendo sobre el pequeño charco que se había formado en el húmedo suelo. Me picaba la oreja, levanté inconscientemente la mano para rascármela. Las cadenas que rodeaban mis muñecas me lo impidieron. La parte de debajo de la muñequera de hierro negro estaba enrojecida por culpa de la presión. Desee estar libre, abrir las esposas, romper las cadenas; sin embargo el hechizo con el que habían sido selladas era demasiado poderoso. La luz de la Luna se reflejó en el charco. Vaya, ni siquiera me había dado cuenta de que era de noche. ¿Cuánto llevaba inconsciente?
Un chirrido llamó mi atención. Me giré de golpe; mirando hacia la puerta de hierro. Un hombre encorvado entró, llevaba puesta una capa de montar en color marrón sobre un pantalón de pana. Me miró con sus oscuros ojos de hurón.
- Puedes irte, ya me encargo yo de ella- le dijo a una sombra de detrás de la puerta.
- ¿Esta seguro, maestro?
- No me rechistes, ahora vete.
La puerta se cerró, dejándonos a mi y a aquel anciano en la penumbra que se iba apoderando de la celda.
Se acercó a mí. Sacó de la nada, por arte de magia, una vara. Comenzó a golpearle contra la pared, con furia, cada vez con mas fuerza. Una fuerza que no parecía tener en un primer momento aquel hombre bajito y con un surco de arrugas por toda su piel.
- ¡Vas a escucharme bien! ¡¿Entiendes?!- me gritó mientras me señalaba que me callara colocando el dedo índice sobre sus finos y agrietados labios.
No entendía nada así que me mordí el labio en silencio.
- ¡Muchacho!- gritó el anciano acercándose a la puerta. Abrió una ventanita de la puerta y dijo:- no quiero que nadie se acerque en 72 horas, ¿entendido? Matar a una hermana lleva su tiempo.
- Sí, maestro.
- Que nadie suba, bajo pena de exilio.
- Sí, maestro.
- Ahora vete, y esta vez de verdad.
El anciano volvió a cerrar la ventanita. Y me miró fijamente. Esperó unos segundos, agudizando el odio. Supe que estaba comprobando que ya no había nadie en la torre. Se acercó a mi y se puso de cuclillas a mi lado.
Tenía miedo. Mucho miedo.
Me acaricio la mejilla con el dorso de la mano. Me aparté lo que me permitían las cadenas con gesto de asco.
El anciano se rió.
Poco a poco en su rostro se fueron difuminando las arrugas. Su boca pequeña y agrietada se transformó en una cálida y suave. Sus ojos diminutos de hurón adquirieron una tonalidad dorada mientras crecían de tamaño y eran repoblados por centenares de largas pestañas negras. El escaso cabello canoso se volvió ondulado, rubio y espeso. La joroba fue sustituida por unas amplias y fuertes espaldas.
Tenía ante mi al mismísimo Jack Van Harse.
Me estremecí.
Alzó la mano, para acariciarme de nuevo, pero esta vez no me aparté ni puse cara de asco.
- ¿Vas a matarme?- pregunté con voz temblorosa.
Jack se rió.
Le propine una patada. Acto seguido me arrepentí, pues me dolía todo el cuerpo y mas aún si me movía.
- Eh, estate quiera- dijo mientras reía.
- ¡No te rías! Dime, ¿piensas matarme?
- Si quisiera matarte ya lo habría hecho- dijo- voy a sacarte de aquí- prometió.
- ¿Cómo?
- Emm.. eso aun esta en proceso de ser pensado- dijo mientras se encogía de hombros- al menos he sabido como llegar hasta ti.
Hice una mueca.
- Veamos…- dijo mientras acariciaba los grilletes- me costará un poco quitarlos.
Se concentró en el negro de las esposas.
- Jack.
Alzó la mirada, hacia mí, atravesándome con ella.
- ¿Hmmm?
- ¿Por qué ahora eres así conmigo? Ayer no podías ni verme.
- Ayer, lo que es técnicamente ayer, estabas aquí encerrada así que no podía verte…
- Vamos, sabes a lo que me refiero.
- Digamos que confundí muchas cosas- murmuró Jack.
- ¿Cómo cuales?- insistí.
- Cosas.
Puse los ojos en blanco.
- Haber, digamos que me he dado cuenta de que…
- ¿De que…?- insté.
- Pues de que me gustas.
Y por primera vez en mi vida creo que me quedé sin palabras.
- ¿Yo? ¿Te.. te..gusto..?
- Si y ahora no te muevas tanto, anda, que no creo que quieras quedarte encadenada el resto de tu vida.
“No me importaría si tu estas a mi lado”, pensé.
- Creía que no podía estar contigo, nose, que no estaba bien lo que sentía, por eso me alejé de ti- murmuró de repente.
Sabía que algo debía haber pasado para que cambiara de opinión. No me tragaba este cambio tan radical de Jack. ¿Quién habría hablado con él? ¿O que habría visto? Lo conocía y sabía que solo me contaría lo que quisiera contarme, que no iba a poder sacarle nada.
- Tu no eres Jack- declaré.
Por un momento se me pasó por la cabeza la idea de que Jack no se había transformado en el anciano si no que el anciano se había transformado en Jack.
Él volvió a reírse.
- Claro que soy Jack.
- No.
- Si.
- Que no.
- Que te digo yo que si.
- Haber, que yo te digo que no.
Y antes de que pudiera terminar la frase se acercó a mí y rozó sus labios con los míos, suavemente.
- Una vez te dije que la mejor manera de callar a alguien era con un beso- sonrió.
No pude evitar sonreír.
- ¿Eres siempre asi de bipolar?
- Si, bueno, se podría decir que si- dijo encogiéndose de hombros.
- Te gusto, me odias, me besas, me ignoras…
- Ya no. Ahora estoy seguro de que no eres ella.
- ¿Quién no soy?
- Mejor te digo quien eres- dijo, mirándome directamente a los ojos- eres la persona por la que me he escapado del internado, he atravesado el bosque en plena tormenta y he escalado una vieja torre para llegar a ella.
- Te ha faltado lo de convertirte en viejo.
- Si, bueno, daños colaterales, pero reconoce que aun asi estaba irresistible.
- Si, vamos, eras todo un viejo cañón- reí.
- Calla, que me sonrojo- rió Jack.
Acarició de nuevo los grilletes, murmurando palabras ininteligibles. Note como poco a poco se iban aflojando.
Por fin cedieron y cayeron sobre el suelo, causando un gran estrepito. Me frote las muñecas enrojecidas y las moví arriba y abajo. Jack se me quedó mirando con una sonrisa en los labios.
- ¿Qué pasa? ¿Por qué sonríes?
- Porque he estado demasiado tiempo reprimiendo la sonrisa que me sale sola cuando te veo.
Sin pensármelo dos veces me abalancé sobre él y le besé.
- Lo siento- murmuró, con su jugosa boca a escasos milímetros de la mía- siento haberte hecho esperar.
- No importa, pero por favor, prométeme una cosa.
- Lo que sea.
- Promete que no te iras- dije- otra vez no, por favor.
- Nunca más.

22 comentarios:

  1. Me encanta tu blog :,) Esta suuuuuuper interesaaantee!
    Actualiza yá ♥
    Vista mo blog si quieres , acabo de empezar jiji

    http://thingsaboutdreams.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias^^
      Por cierto, me encanta tu blog :')

      Eliminar
  2. Aiiix, el mejor capituloo que he liedoo jajaja
    me ha encantado el finaal!
    espero el siguiente pronto :)besoos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja muchas gras^^
      El proximo despues lo subire sobre el dia 18 que acabo los finales ;$
      Un beso♥

      Eliminar
  3. Ayy dios mio me encanta!!! Lo estaba esperando impaciente, joer aal final me vas a matar con a intriga xd quiero el siguiente:-) bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj gracias por leerme^^ Subire pronto el siguiente :)
      Besos♥

      Eliminar
  4. :) Era lo que llevaba buscando desde hacia tiempo , esa lectura que siempre buscas pero que al final no encuentras porque le falta ese algo especial ...
    ME-EN-CAN-TA!
    espero con ansias el siguiente capítulo
    un besazo sigue asi !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, que me emociono y todo jajaa ;$
      Enserio, mil gracias por leerme y comentar, me animais mucho a seguir^^
      Besos♥'

      Eliminar
  5. No he entendido muy bien por que estaba en una torre, creo que me he perdido algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el siguiente se explica un poquito mejor jaja, no te preocupes y tranqui que no te has perdido nada :)
      un beso♥

      Eliminar
  6. hija, cariño, por poco se me salen las lagrimas, sobre todo en el final; y es ke yo soy super sentimental cuando leo. pero solo si leo autores que se precien, de los mejores, y, francamente, eres una de ellos, eres buenisima, escribes fenomenal. por otro lado, ya era hora ke Jack fuera mas amable, porque ya me estaba cayendo mal el tio. y por ultimo, solo te pido una cosita, y que seguro qe todos estaran de acuerdo con esta peticion: no cambies nunca, eh, NUNCA.
    una gran admiradora tuya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pretendes que se me salten ahora a mi con este coementario? ;$ Muchisimas gracias, de verdad.
      Y tranquila que no cambiare, y si lo hago sera para mejor que aun me queda mucho por aprender de este mundillo ;$
      Gracias otra vez, de verdad.
      Un beso→♥'

      Eliminar
  7. Me gusta, soy de http://saltayveras.blogspot.com.es/ Muchas gracias por habérmelo recomendado maja. =)

    ResponderEliminar
  8. Me sigue pareciendo un dulce cabron-.-,y escribe pronto que no mentero yo,que parece que hablan en morse XD,en cuanto me furule lo de seguir,te sigo;)

    ResponderEliminar
  9. me encantaa, sta super interesantee, porfii si tienes un huequitoo pasate por mi blog:

    http://lari-zapatos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Hola,bueno que decirte a parte de que tu historia no podria ser mejor!!Realmente me encata y cuando leo tu historia me meto en ella como si estubiera viviendolo.Sube el siguiente pronto que estoy con una intriga que me mata.Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola me voy a presentar aunque no creo que sea necesario solo te digo que me he enamorado de la historia! He pasado toda la mañana leyéndote jajajaja (no miento).
    Si tienes huequecito pasate por mi blog, ami me encantó el tuyo y aquí tienes una seguidora más, muy original. Felicidades!

    http://aprendomientrascaigo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oins, no me digas eso asdfghjkjhgfrds *___* Gracias por leerme, ahora me paso encantada por tu blog :)
      Un besote♥'

      Eliminar
  12. Hola,queria saber si vas a continuar con la historia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:)
      Claro que la voy a continuar, a partir de que empiece el nuevo curso subire los capítulos que faltan.

      Eliminar
  13. te has muertoo!!!!!!!!!!!! casi tres meses sin un nuevo capitulo!! para que la empiezas si no la vas a terminar???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no me muerto y pido miles de perdones, pero es que he tenido que estudiar para las recuperaciones de Septiembre y mi padre me confiscó internet. A partir de que empiece el instituto seguire subiendo la historia :)

      Eliminar